Una nueva era para la auditoría

por Tom O’Reilly  de Baker Tilly Hughes Blake

La auditoría del futuro se parecerá muy poco a la auditoría tradicional que los propietarios y directores de empresas están acostumbrados a recibir hoy. De hecho, la forma en que las organizaciones realizan las auditorías cambiará más en los próximos 5-10 años que lo que ha cambiado en los últimos 50 años dada la evolución de la tecnología y la analítica.

A medida que el mundo innova, la auditoría del futuro también debe evolucionar. El análisis de datos, la nueva tecnología y el acceso a la información detallada de la industria se combinarán para ayudar a los auditores a comprender mejor el negocio, identificar riesgos y problemas y brindar información adicional. La capacidad de revisar y analizar conjuntos completos de datos, en lugar de aplicar técnicas de muestreo, ayudará a generar más confianza en la auditoría.

Los auditores que pueden implementar exitosamente técnicas que incorporan análisis de datos en una auditoría serán rápidamente aceptados como una práctica líder. En el futuro, las empresas podrán confiar en un enfoque más integral para identificar problemas, lo que les permitirá proporcionar una mejor visión a los directores y a los  miembros de juntas directivas.

Futuro

El futuro de la auditoría implicará revisar cantidades más amplias de datos y luego incorporar  análisis “relevantes para la auditoría” que puedan utilizarse para mejorar la calidad de la auditoría.

Una vez que los auditores inserten los análisis en su auditoría, podrán examinar conjuntos mucho más grandes de datos financieros para identificar  de mejor manera  los problemas y analizar las tendencias. Como resultado, podrán proporcionar perspectivas más profundas sobre las tendencias. Esta perspectiva mejorada debería respaldar una mejor toma de decisiones.

Dadas estas capacidades en evolución, las empresas deben esperar que sus auditores aprovechen los nuevos análisis y tecnologías que pueden mejorar el diálogo con la alta gerencia y proporcionar una perspectiva más profunda.

En el futuro, el principal factor de éxito para una auditoría vendrá cuando las empresas puedan implementar técnicas de captura de datos a gran escala y análisis de conjuntos de datos más grandes para proporcionar conocimientos más profundos que ofrezcan nuevas perspectivas.

Transición

La transición de la auditoría tradicional a la auditoría del futuro no ocurrirá de la noche a la mañana. Los auditores y las organizaciones que auditan necesitarán tiempo para ir más allá de los enfoques tradicionales para desarrollar una auditoría más completa que considere áreas tales como el fraude y el riesgo financiero y el cumplimiento.

Analizar poblaciones completas de datos ayudará a los auditores y a sus clientes a obtener conclusiones de auditoría  de manera más oportuna y precisa, e identificar las áreas de fraude y riesgo comercial más rápidamente.

En un entorno regulatorio y de mercado que impone mayores exigencias a la calidad y la transparencia, los auditores que incorporan con éxito los análisis en la auditoría del futuro se encontrarán en una posición mucho más sólida para ayudar a sus clientes a cumplir con sus responsabilidades.

Los auditores y las organizaciones que adoptan la auditoría del futuro y su potencial para transformar todo el proceso de auditoría darán un paso importante para ayudar a sus organizaciones a adoptar una estrategia empresarial más sólida.