Acuerdo de resolución de disputas: un contrato para minimizar los conflictos en la empresa familiar

Por Kieran McCarthy 

Discusiones, desacuerdos, disputas son todos hechos de la vida, especialmente en los negocios familiares donde a menudo los miembros de la familia ven que no hay límites.

Cuando surgen disputas en una empresa familiar, es importante que se les trate de manera eficiente, para que haya un mínimo impacto en las operaciones comerciales.

Gestionando conflicto

La gestión de conflictos puede ser poco agradable, pero debe hacerse de manera confidencial para garantizar que no haya mala publicidad y no tener un impacto en las relaciones comerciales con proveedores y clientes.

Como los miembros de la familia se relacionan entre sí, es importante que exista un contrato para capturar la esencia del acuerdo y minimizar posibles disputas. Un trato verbal  plantea muchos problemas si surge un desacuerdo. La creación de un acuerdo de accionistas (contrato) es la manera ideal para prevenir o para establecer una hoja de ruta sobre cómo manejar el conflicto.

Un acuerdo bien redactado preparado por un asesor comercial experimentado contendrá una resolución de disputas. Las cláusulas alternativas de resolución de disputas en un acuerdo de accionistas requerirán que las partes intenten resolver el problema por un método preferido. Esto ayudará a delinear una ruta de resolución de disputas que las partes puedan invocar si surge un desacuerdo e idealmente evitaría que el asunto llegue a los tribunales.

He visto a empresas familiares exitosas llegar a un punto de crisis debido a desacuerdos internos. Si no hay una estructura clara dentro del negocio y un miembro de la familia elige salir con su patrimonio el sólo costo puede hacer que el negocio sea insostenible.

A continuación se detallan algunas áreas clave en las que las empresas familiares necesitan una estructura clara:

  1. Quién toma la decisión final: designe un director
  2. Aprobación de gastos
  3. Salarios y Dividendos
  4. Acordar roles
  5. Acuerdo de accionistas
  6. Método de valoración de acciones
  7. Opciones de salida, plazos de entrega y política

La resolución alternativa de disputas es una forma atractiva para que una familia resuelva una disputa debido a la discreción disponible al usar estos métodos. Típicamente, los métodos utilizados incluyen negociación, mediación, arbitraje y adjudicación. Es importante señalar que se trata de un proceso voluntario que requiere la cooperación de todas las partes. Puede ahorrar el tiempo, dinero y publicidad negativa que traen consigo los procesos judiciales.

Si una familia no cuenta con un plan de resolución de disputas (incluyendo un plan de relaciones públicas), debería considerar seriamente crear uno, por razones comerciales.

Mi consejo es hablar con un profesional independiente de confianza y poner un plan en marcha ahora para mitigar posibles problemas.