Acuerdo de resolución de disputas: un contrato para minimizar los conflictos en la empresa familiar

Por Kieran McCarthy 

Discusiones, desacuerdos, disputas son todos hechos de la vida, especialmente en los negocios familiares donde a menudo los miembros de la familia ven que no hay límites.

Cuando surgen disputas en una empresa familiar, es importante que se les trate de manera eficiente, para que haya un mínimo impacto en las operaciones comerciales.

Gestionando conflicto

La gestión de conflictos puede ser poco agradable, pero debe hacerse de manera confidencial para garantizar que no haya mala publicidad y no tener un impacto en las relaciones comerciales con proveedores y clientes.

Como los miembros de la familia se relacionan entre sí, es importante que exista un contrato para capturar la esencia del acuerdo y minimizar posibles disputas. Un trato verbal  plantea muchos problemas si surge un desacuerdo. La creación de un acuerdo de accionistas (contrato) es la manera ideal para prevenir o para establecer una hoja de ruta sobre cómo manejar el conflicto.

Un acuerdo bien redactado preparado por un asesor comercial experimentado contendrá una resolución de disputas. Las cláusulas alternativas de resolución de disputas en un acuerdo de accionistas requerirán que las partes intenten resolver el problema por un método preferido. Esto ayudará a delinear una ruta de resolución de disputas que las partes puedan invocar si surge un desacuerdo e idealmente evitaría que el asunto llegue a los tribunales.

He visto a empresas familiares exitosas llegar a un punto de crisis debido a desacuerdos internos. Si no hay una estructura clara dentro del negocio y un miembro de la familia elige salir con su patrimonio el sólo costo puede hacer que el negocio sea insostenible.

A continuación se detallan algunas áreas clave en las que las empresas familiares necesitan una estructura clara:

  1. Quién toma la decisión final: designe un director
  2. Aprobación de gastos
  3. Salarios y Dividendos
  4. Acordar roles
  5. Acuerdo de accionistas
  6. Método de valoración de acciones
  7. Opciones de salida, plazos de entrega y política

La resolución alternativa de disputas es una forma atractiva para que una familia resuelva una disputa debido a la discreción disponible al usar estos métodos. Típicamente, los métodos utilizados incluyen negociación, mediación, arbitraje y adjudicación. Es importante señalar que se trata de un proceso voluntario que requiere la cooperación de todas las partes. Puede ahorrar el tiempo, dinero y publicidad negativa que traen consigo los procesos judiciales.

Si una familia no cuenta con un plan de resolución de disputas (incluyendo un plan de relaciones públicas), debería considerar seriamente crear uno, por razones comerciales.

Mi consejo es hablar con un profesional independiente de confianza y poner un plan en marcha ahora para mitigar posibles problemas.

Desafíos para las empresas familiares en tiempos de expectativas e incertidumbre económica

En épocas de incertidumbre, las empresas demuestran sus verdaderas competencias y capacidades. Un escenario económico incierto, debido a los efectos de las reformas tributaria y laboral, es visto por la mayoría de las empresas como una situación riesgosa, que se asocia con efectos negativos: disminución en ventas, menor liquidez, baja inversión, aumento de cesantía, etc; cuesta mirar con tranquilidad el horizonte a largo plazo. Este cambio de escenario vulnera directamente las competencias de las empresas familiares, siendo pocas las que ven este período como una gran oportunidad de medir sus capacidades reales y abrirse a explorar nuevas áreas de fortalecimiento y crecimiento.

Es el momento donde las empresas familiares deben medir si se han preparado correctamente para enfrentar los riesgos sistemáticos, repasar las estrategias, profesionalizar adecuadamente sus gobiernos corporativos, robustecer apropiadamente sus sistemas de control interno y de información, implementar sistemas de seguridad de TI y flexibilizar sus procesos y políticas para una adaptación rápida a eventos diversos.

Aquí, les entrego  5 tips de control interno que las empresas familiares deben adoptar para identificar y mitigar los riesgos en tiempos de incertidumbre, fortalecer sus ventajas competitivas y beneficiarse del entorno:

1. Mantener un sano ambiente de control en el negocio

La evaluación del ambiente de control y su aplicación interna tienen como objetivo medir la capacidad de las empresas para asegurar que la información derivada de las operaciones económicas ser registrada de forma oportuna, exacta y completa.

2. Conocer y administrar los riesgos asociados a los procesos internos del negocio y marco regulatorio  (nuevas reformas)

Esta etapa busca identificar los riesgos claves del negocio que impactan el funcionamiento y desarrollo de la empresa, priorizándolos según su nivel de impacto, proporcionando el contexto para revisar la estrategia de la sociedad, sus operaciones y desempeño financiero.

3. Implementar y/o actualizar los sistemas de control interno.

Evaluar si los mecanismos de control existentes en la empresa mitigan, en forma eficaz y eficiente, los riesgos del negocio detectados; revisando en forma periódica su funcionamiento y sus indicadores de operación.

4. Información Oportuna

Se recomienda que la información generada por los sistemas para la toma de decisiones sea completa, confiable y oportuna.

5. Mejora continua de los sistemas de control interno

Con el fin de implementar mejoras continuas a los controles existentes en el sistema de información, se recomienda monitorear sus resultados  de forma constante para tomar acciones correctivas, de ser necesario.

 

 

 

 

 

Evolución empresarial desde la planificación de la sucesión

Sucesión- Evolución- Legado

En Baker Tilly Chile llamamos “Evolución Empresarial” al proceso que permite el crecimiento de la riqueza familiar de generación en generación garantizando la unidad familiar, el crecimiento individual y el sentido de contribución.

A medida que los nacidos en el período denominado “baby boom” (décadas de los 50´s y 60´s) se retiran de la administración activa de tiempo completo y de la posesión de sus empresas,  el valor de las compañías que cambiarán de manos se estima en millones de dólares. Dado que el proceso de Evolución Empresarial puede tomar desde seis meses hasta más de cinco años, es vital empezar lo antes posible.

Temas como sus planes personales, el rumbo de su familia, la distribución de su riqueza, la continuidad de la empresa, su legado y escoger a su sucesor son temas que deben ser analizados desde perspectivas integrales.

En algunas instancias, significa obtener el mejor valor posible para una empresa. Sin embargo, en la mayoría de los casos, requiere buscar claridad en las metas individuales y familiares, y abordar un rango de otros aspectos técnicos que se encuentran relacionados, tales como sucesión administrativa, planificación del patrimonio, impuestos y administración de riquezas.

¿Por qué debe empezar ahora?

96,7% de las empresas en Chile son PYME y microempresas.

55 años es la edad promedio de sus dueños.

81% de estos dueños  pretende retirase dentro de los próximos 10 años.

75% de los dueños no tiene definida una estrategia de salida.